miércoles, 27 de diciembre de 2023

#2024: Juventud, Vivienda y Cambio climático

En cuatro días alcanzaremos el final de este 2023, es momento de hacer balance de lo ocurrido a la vez que marcarnos objetivos para el año próximo: 2024. En este caso me voy a quedar con lo último, pero no tanto en plantear cuáles van a ser mis metas (aún estoy por definir... igual me dejo llevar), sino reflexionar en voz alta a través de esta entrada en el blog sobre que cuestiones considero que pueden marcar o igual desde mi óptica y mi deseo debieran marcar, el año que esta a un paso y que defino con tres palabras: juventud, vivienda y cambio climático que a su vez se encuentran interrelacionadas. 

La juventud, podemos pensar en aquella que abarca de los 18 a los 35 años (cada vez más allá...), representa aproximadamente una cuarta parte de la población con derecho a voto en nuestro país, concretamente en las últimas elecciones alcanzó el 20,5%. Mientras que la población más mayor, digamos en el otro extremo, la que abarca desde los 65 años en adelante supuso el 26,82%, seis punto de diferencia. Sin entrar a valor que los jóvenes a su vez votan menos que las personas mayores, posiblemente estas dos variables, menos población y menos interés en votar, se sitúan como circunstancias claves de cara a que sus "problemas", los de la juventud, son poco tratados y en todo caso propuestas que les afecta son mucho más transversales, dígase por ejemplo el acceso a la vivienda. 

Sin darnos cuenta hemos pasado de la juventud a la vivienda... 

En lo que llevamos de siglo (2000-2023), se han terminado en España unos seis millones de vivienda libre. Este 2023 todo apunta a que se superaran las ochenta mil, cifras que nos remontan al año 2012 y seguimos subiendo. En el mismo período (23 años), las viviendas de protección que se han calificado como definitivas se han situado en ochocientas mil, lo que nos viene a marcar que por cada 8 viviendas libres se han calificado 2 de protección y la diferencia se sigue incrementando. 

Pero la falta de vivienda de protección como aquella que teóricamente (a veces hay que ver los precios), se convierte más accesible a sectores de población con mayores dificultades económicas, hay que sumarle también toda una serie de cuestiones que están impidiendo el acceso a la juventud actual de nuestro país, y otros/as que no son tan jóvenes. Dígase cuestiones como: incremento de los tipos de interés, restricciones a la hora de conceder préstamos por parte de las entidades bancarias, sueldos y situación del mercado de trabajo que no alcanzan ya para la compra, sino incluso para el alquiler e incorporación de fondos privados de inversión que adquieren lo que se está construyendo, con un objetivo claro: especular y hacer negocio con un bien de necesidad como es la vivienda.

En definitiva un coctel explosivo que impide el desarrollo de procesos vitales para esa juventud, con un modelo de desarrollo que pone su enfoque en el beneficio de unos pocos a costa de lo que sea, un modelo que se encuentra en las antípodas de lo que son las medidas que se debieran de estar desarrollando para actuar ante el Cambio climático... y sin darnos cuenta llegamos al tercero de los términos. 

En la actualidad nos enfrentamos posiblemente a una de las mayores sequías que podamos recordar, según nos repiten un día si y otro también expertos en la materia, pero en cambio seguimos exprimiendo los recursos, como el agua, de una manera donde no es el bien común en muchos de los casos lo que se prima, sino nuevamente el beneficio de unos pocos... Como dice la canción digamos que hablo de Madrid, bueno mejor digamos que hablo de Málaga ... ¿Existen estudios que permitan de manera objetiva definir que población puede ser atendida con los recursos hídricos de que disponemos? o simplemente miramos al cielo y cruzamos los dedos para que llueva... O comenzaremos hacer novenas, sacar procesiones (ya se ha hecho) y aludir al supremo para que nos llueva ??

No quiero ser catastrofista pero desde la ciencia que defiendo, como suelo decir los datos son los datos... y la evidencia la tenemos ahí. Por eso este próximo 2024, considero que la juventud debiera de jugar un papel esencial, ya que su futuro se encuentra en riesgo tanto el más próximo desde sus posibilidades de desarrollo a través del acceso a una vivienda, como el más a largo plazo con la necesidad de analizar de manera mucho más comunitaria ese "mundo" que se está construyendo para ellos cuando sean mayores, y las futuras generaciones... 

Un feliz 2024.

domingo, 10 de diciembre de 2023

Esto va de Derechos Humanos

Fuente: https://www.un.org/es/observances/human-rights-day
Sin quererlo coincide que hoy 10 de diciembre se celebran, aunque no sé si la palabra correcta sería celebrar, los 75 años en que fué proclamada la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), (10 de diciembre de 1948).

Casualmente, otra más, hace un par de días Estados Unidos ante la ONU se ha opuesto al alto el fuego en Gaza. Se puede leer en el periódico El País:

"Si bien Estados Unidos respalda los llamamientos a una paz duradera, en la que israelís y palestinos puedan vivir en paz y seguridad, no apoyamos los llamamientos a un alto el fuego inmediato" en Gaza, considerando que ello "plantaría las semillas de una guerra futura", ya que Hamás "no tiene deseo alguno de una paz duradera", dijo Wood."

No apoyar un alto el fuego es apoyar que siga la guerra. Una guerra en la que el poderío de uno de los mejores ejércitos del mundo se enfrenta a un grupo terrorista, sin respetar a la población civil, a infraestructuras humanitarias como son hospitales o escuelas...  sobre lo que se podría seguir escribiendo.

Siguiendo con las declaraciones publicada por El País, decir que al apoyar un alto el fuego en estos momentos se "plantaría las semillas de una guerra futura", es realmente la peor de las justificaciones que atenta a la razón, por decir poco. ¿O es que con lo que ya han generado en cuanto a miles de muertes, de familias, de hijos e hijas, hermanos y hermanas no se están generando odios y ansias de venganza para las futuras generaciones?. Israel y EEUU con su apoyo, están asegurando con esta guerra, aunque la ganen, que el futuro se escribe con la palabra guerra, ¿o su intención es aniquilar a toda la población?.

Se me hace muy difícil e incomprensible entender con que argumentos en nuestro país puede haber personas que ante las atroces imágenes que se ven día tras día, el número de muertes, los menores asesinados, los hospitales bombardeados ... puedan seguir justificándolo negándose a denunciar el genocidio y la barbarie, venga de donde venga. Pero a la vez en estas fechas próximas a la navidad sin más no se incomodan en apoyar recogidas de alimentos, participar en festivales benéficos y desplegar todas sus sonrisas en apoyar a los que ellos y ellas denominan "los pobres", "los excluidos/as", "los nadies", esos que como cada año vuelven por Navidad. ¿Cómo justificarían muchas de sus acciones sino los tuvieran?.

Como decía al titular esta entrada, esta guerra como todas va de "Derechos Humanos", de estar con ellos ó contra ellos. No pregunto quienes son unos u otros, si son "de los míos", o de los "otros", mi bando es la justicia social, la igualdad, la libertad esos conceptos que son recogidos en el Preámbulo de la Declaración y que insto y animo a que leamos con paciencia, con comprensión y entendimiento, con razonamiento y con aceptación. Lo contrario nos sitúa en otro mundo, que no me gusta.

Preámbulo 

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana, 

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad; y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias, 

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión,

Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones, 

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres; y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad, 

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso, 

domingo, 5 de noviembre de 2023

Todas llegamos ...

La semana pasada retomaba lo que he venido a llamar el "reto" de subir a los ocho picos de Andalucía, las montañas más alta de cada una de sus provincias, bajo el nombre de #TrabajoSocialenlaCumbre. En esta ocasión llegamos a la quinta cumbre con la provincia de Huelva, habiendo ya estado en los picos de Málaga, Córdoba, Jaén y Sevilla. En todos ellos le he planteado la posibilidad de colaboración al colegio profesional de Trabajo Social de la provincia, y dentro de sus posibilidades, vaya desde aquí mi agradecimiento por su implicación, cada cuál como digo en lo que ha podido y/o ha considerado.


Como decía en su presentación meses atrás cuando la iniciaba, es una iniciativa que persigue unir, visibilizar y acercar el Trabajo Social a la ciudadanía, con la disculpa si se me permite de utilizar una actividad lúdica y física para alcanzarlos. 

Tras estas cinco salidas que hemos realizado se mantiene un grupo de compañeras/os y otros que sin ser trabajadores sociales se han unido al considerarla de su interés, donde los objetivos propuestos se van cumpliendo y no sólo estos sino que a su vez la actividad nos obliga a desarrollar toda una serie de actitudes, valores y comportamientos que nos pone ante nosotras y nosotros mismos. Desde la solidaridad y el compañerismo para con todas y sobre todo en determinados momentos, la empatía a la hora de comunicarnos, la responsabilidad y el esfuerzo compartido, el respeto a los entornos naturales en que nos movemos y a nosotros mismos, y mucho más ... que no sólo como profesionales del Trabajo Social sino simplemente como personas, debiéramos estar obligado a desarrollar en nuestro día a día.

Aún nos quedan tres picos: Cádiz, Almería y Granada para alcanzar el reto, pero personalmente el haber llegado hasta aquí, no sólo por lo ya conseguido a nivel de cimas logradas, sino sobre todo de lo que he podido vivir en cada una de las subidas, el esfuerzo ha merecido la pena y me siento satisfecho.   #TrabajoSocialenlaCumbre




domingo, 22 de octubre de 2023

Los árboles no nos dejan ver el bosque

El Centro Virtual Cervantes expresa que este refrán "Se dice cuando alguien no puede ver un asunto o una situación en su conjunto porque está prestando atención a los detalles".

En esta ocasión lo voy a utilizar, no se si adecuadamente, pero ahí se abrirá el debate, en relación a las palabras que denomina a nuestra profesión: Trabajo Social, me atrevería a decir que un noventa y nueve por ciento de la profesión se presenta de esta manera. Pero las personas que acompañamos y sobre las que intervenimos, y posiblemente más del cincuenta por ciento de la población, nos sigue denominando: Asistentes Sociales.

En este punto voy a recordar nuevamente nuestra definición aprobada a nivel internacional.

El trabajo social es una profesión basada en la práctica y una disciplina académica que promueve el cambio y el desarrollo social, la cohesión social, y el fortalecimiento y la liberación de las personas. Los principios de la justicia social, los derechos humanos, la responsabilidad colectiva y el respeto a la diversidad son fundamentales para el trabajo social. Respaldada por las teorías del trabajo social, las ciencias sociales, las humanidades y los conocimientos indígenas, el trabajo social involucra a las personas y las estructuras para hacer frente a desafíos de la vida y aumentar el bienestar. (2014)

Siendo muy consciente de los elementos y claves que se encuentran en la importancia de utilizar una definición que de manera adecuada nos defina, y después de más de treinta años defendiendo un modelo de profesión que se identifica en su totalidad con la terminología Trabajo Social y no con la terminología Asistente Social, si que creo que deberíamos a nivel individual auto preguntarnos realmente ¿Qué somos? y ¿Cómo hacemos? lo que decimos que somos. Aunque lo anterior pueda parecer un trabalenguas, creo que es de suma importancia.

Fuente: Colegio Profesional de Málaga. Acto 40 años

Lo que somos y lo que hacemos no va a venir definido por como queremos que nos llamen, creo que es un detalle (no falto de importancia) pero que como dice el refrán este detalle muy posiblemente no nos deja ver el asunto central, si realmente estamos dando cumplimiento a nuestra propia definición y a nuestro marco ético de actuación, sin olvidar nuestro compromiso como interventores sociales ante la sociedad por la que hemos decidido y optado, recordando que "... el trabajo social involucra a las personas y las estructuras para hacer frente a desafíos de la vida y aumentar el bienestar". 

Por tanto seguiré utilizando y defendiendo la terminología Trabajo Social, pero siéntanse con total libertad en denominarme Asistente Social, si consideran que mi comportamiento tanto en lo personal como en lo que a compromiso con la sociedad se refiere, no se encuentra al nivel del Trabajo Social, lo aceptaré y servirá para reflexionar ¿Qué soy? y ¿Qué estoy haciendo?.

Páginas visitadas

Licencia de Creative Commons