viernes, 15 de marzo de 2013

Malestares al cuadrado


En noviembre próximo los profesionales del Trabajo Social tenemos una cita que se produce cada cuatro años, una cita que si cabe en ésta ocasión tiene un protagonismo y una significación posiblemente de las más importantes y trascendentales que se haya producido en los once congresos celebrados hasta aquí.
Si hay un elemento que define y visualiza cualquier actividad que se vaya a desarrollar ese es su nombre, no hay más que ver todo lo que se viene hablando de porque el papa ha decidido llamarse Francisco y no Pepe, Antonio o Leonardo. Se le intenta buscar interpretaciones, justificaciones, hipótesis, etc.... Ya que con la elección de un nombre, un título, un slogan ... se está definiendo  y concentrando en pocas palabras que es lo que se quiere decir y que es lo que se quiere transmitir, el porque de la actividad el porque de éste Congreso.....
De ahi que si ha habido un elemento que ha suscitado un debate muy apasionante y enriquecedor ha sido la elección del nombre del Congreso, y la incorporación de la palabra "malestares" a la hora de definir con un término, una palabra, la situación actual que sufrimos los interventores sociales. 
Posiblemente cuando llegue el mes de noviembre y no quiero ser con esto agorero, el malestar actual se haya podido incrementar al cuadrado, al cubo ... de ahi la trascendencia que indicaba al principio de la entrada, de la necesidad de que aún en tiempo de malestares en lo personal y en lo profesional, en este congreso la participación no solo ya de los Trabajadores Sociales sino también de otros profesionales de lo social, colectivos y movimientos sociales, usuarios, etc., deberemos de pasar del malestar al bienestar.

En positivo

Licencia de Creative Commons

Páginas visitadas