domingo, 21 de octubre de 2018

¿La vivienda un problema?


Sólo hace falta recorrer algunas calles, ver titulares de medios de comunicación y hacer una búsqueda para el acceso a una vivienda, en este caso mi limitaré a Málaga como mi ciudad, para comprobar la dificultad y/o la imposibilidad de conseguir una bien sea esta en alquiler o en compra, siempre desde la consideración de un precio asequible en proporción al salario medio y las condiciones laborales existentes en la actualidad.

En 2008 la estimación que realizaba la Federación Española de Municipios y Provincias en cuanto a la necesidad de vivienda de protección para el cuatrienio 2009-2012, era de 760.000 viviendas, indicando que “se necesitan 190.000 viviendas protegidas por año, bien sean en régimen de alquiler o de compra, bien sean nuevas o usadas” (FEMP, 2008: 13).

Si se consultan los datos del Ministerio de Fomento durante este período, las viviendas de protección con calificación definitiva, tanto de planes estatales como autonómicos, sólo alcanzaron a ser 237.855 muy lejos de las más de setecientas mil planteadas por la FEMP, que por recordar, está constituida por el conjunto de los municipios españoles y por tanto con una información primordial y de primera mano en cuanto a la necesidad de las personas al ser la administración más cercana.


Fuente: Elaboración propia a partir Ministerio de Fomento

Pero si ya existían grandes déficit y durante este período se han seguido incrementando, los años siguientes no han venido a plantear una radiografía mejorada, sino que por el contrario está ha seguido empeorando. Así se tiene que la construcción de vivienda de protección (2013-2017), se ha situado en las 52.092, poco más de diez mil en cada uno de los años, muy pero que muy lejos nuevamente de la previsión de 190.000 que se consideraba como mínimamente necesarias por parte de la FEMP. Donde en el caso de Andalucía estas pasaron de 3.585 en el año 2013 a tan sólo 13 en el año 2017. En este punto me permito recordar lo que ya he venido indicando en otras entradas: que a fecha de mayo (casualmente a partir de este mes no se han vuelto hacer público nuevos datos), el número de andaluces demandantes de vivienda llegaba a los 67.372, según la propia administración autonómica.

El problema lo seguimos teniendo ahí, y mientras tanto como ya ocurriera en los años anteriores de las crisis que sobre vivienda ha vivido nuestro país, nuevamente los precios se disparan de manera abusiva, absurda y fuera de toda lógica que no sea la del más puro mercantilismo, donde la vivienda nuevamente juega el papel de bien de mercado por encima de bien y derecho de primera necesidad.

En positivo

Licencia de Creative Commons

Páginas visitadas