martes, 1 de agosto de 2017

El Dato ... De 5 a 0

Que la vivienda de protección es un recurso clave para determinados sectores de población que no pueden acceder a una vivienda libre debido a los costes económicos, circunstancia esta que viene a generar en estas personas mayores dificultades y desigualdades (Harman & Robinson, 2003), es algo constatable e indiscutible. Estos sectores vulnerables fueron clasificados por el Relator Especial de la ONU Kothari (2008), en su visita a España , como: las mujeres, los jóvenes, los mayores, las personas sin hogar, los gitanos, los migrantes y las personas con discapacidad.

Desde estas reflexiones sería obvio y natural que las administraciones públicas, cada una en su ámbito competencial, dispusieran todos los recursos que hicieran falta para cubrir la necesidad de vivienda, cuando además hablamos de un derecho.

Por lo tanto se me hace difícil entender como durante todo un año, el 2016, el número de viviendas protegidas con calificación definitiva tanto de planes estatales como de planes autonómicos, haya sido en Málaga de 0. Pero es que en 2015 fué de 5, era difícil bajar más pero se ha conseguido. Todo ello según datos oficiales del Ministerio de Fomento. Lo bueno es que a partir de aquí sólo se puede mejorar ...

Mientras esta realidad es contundente, se cuentan por miles las personas inscritas en los registros municipales para acceder a una vivienda, ¿cuáles son las propuestas? ¿qué se va hacer?


En positivo

Licencia de Creative Commons

Páginas visitadas