viernes, 25 de septiembre de 2015

Derechos en retroceso

Desde hace meses los medios de comunicación nos vienen informando, algunos con mayor objetividad que otros, del conflicto sirio y sus consecuencias, de los intereses internacionales de países y empresas, y las tensiones que en el entorno supone el conflicto armado. Donde como siempre es la población civil la que sufre sus peores consecuencias.

Pero como si hubiera sido de un día para otro, y sin querer saberlo, la muerte del menor en la orilla de esa playa mostrando toda su crudeza de cómo ellos son los más débiles ante cualquier situación, ha obligado a que no se haya podido mirar para otro lado, y forzado por la opinión pública, los gobiernos aún a marcha muy lenta, han tenido que comenzar a mover ficha.

Hasta ahora los refugiados por guerras y catástrofes los percibíamos a cientos de kilómetros y nuestra solidaridad se limitaba a dar aquello que nos sobra, casi siempre a través de un recurso económico, pero en esta ocasión esos refugiados los vamos a tener en nuestras calles y en nuestras puertas, y aunque ya comienzan las campañas solidarias, no hay que confundir esto con los derechos que les amparan y al que están obligadas todas las administraciones a ejercitarlo, no sea que para unas cosas si lleven el listón de la ley a su último extremo, y para otras se solventen con declaraciones, reuniones, comisiones, estrategias en papel … como se suele decir cuando no se sabe que hacer o no se quiere hacer nada, se tira de manual, se crea una comisión, el problema ya está resuelto.

España al igual que el resto de países europeos no está a la altura de la situación, que como digo no es sino que cumplir con la legalidad vigente, expresión que estos días se escucha mucho cuando se habla de otros problemas que tenemos en nuestro país. Se ha llegado a decir que los problemas económicos que sufrimos no nos permite acogerles, que algunos son terroristas, o que esto podría suponer un efecto llamada, jugando al discurso de la confusión entre inmigración y refugiados. Sobre esta última cuestión aportar los datos que sobre inmigración ofrece el INE, y en lo que va de crisis (2008-2014), España ha sufrido un saldo negativo tanto en extranjeros que vivían y se han marchado en más cien mil, como de españoles que dejan nuestro país ante la falta de oportunidad en número cercano a los ciento cincuenta mil, si a esto le sumamos los menores índices de natalidad, la población española viene descendiendo en los últimos tres años en más de trescientas setenta y ocho mil personas.


A veces me cuestiono, y estos días mucho más, qué pasaría si hoy hubiera que aprobar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ¿se aprobaría?, la verdad que tengo mis dudas, aunque total con no cumplirla, sino ¿qué ocurre con su artículo 25?

1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.

Dejo aquí su enlace, no vendría mal que de vez en cuando hiciéramos un ejercicio de reflexión, sobre todo aquellas personas con responsabilidad y acción política de las que va a depender, con sus decisiones, el que al final avancemos o retrocedamos en derechos ya aprobados, y en los últimos años el camino se ha puesto cuesta arriba, de todos dependerá de que podamos volver a encauzarlo.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Personas en riesgo de pobreza o exclusión social

Como se suele decir una imagen vale más que mil palabras, en este caso con la combinación  de imagen y datos, quiero reflejar como el panorama europeo respecto al número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social, cada vez es más oscuro, por no decir negro.

En estos días donde la actitud de Europa, mejor dicho de los líderes europeos, se encuentra totalmente cuestionada ante la falta de respuesta rápida y eficaz por los miles de refugiados, un elemento más para cuestionar todo lo que se ha venido realizando en los últimos años y si efectivamente estamos ante la Europa de los ciudadanos, o ¿ante que Europa...?

En positivo

Licencia de Creative Commons

Páginas visitadas