domingo, 9 de agosto de 2015

AL PAN, PAN, Y AL VINO, VINO

Hace no mucho mantenía una conversación con Patrocinio de las Heras, todo un referente y una personalidad en la profesión de Trabajo Social, con la que podremos compartir su gran saber en lo que seguro será una clase magistral en el II Congreso de Trabajo Social que se desarrollará en Málaga los días 26,27 y 28 de noviembre, ya que ella será la encargada de desarrollar la ponencia inaugural. En esa conversación además de hablar del Congreso, me comentaba como la denominación de Servicios Sociales no se estaba teniendo en cuenta a la hora de la constitución de las concejalías y consejerías por parte de los nuevos gobiernos. Circunstancia ésta que pudiendo parecer anecdótica no deja de tener su importancia, como se suele decir de lo que no se habla no existe.

Así que compartiendo sus reflexiones, me quedó ese gusanillo de comprobar como estaba este tema a nivel de las comunidades autónomas, ya que aunque sólo sea por el nombre nos marca una radiografía muy significativa y de mucho valor, como mínimo para nuestra profesión. Volviendo a recordar que el Sistema de Servicios Sociales se configura como el cuarto pilar del Estado, que junto al Sistema Educativo, al Sistema Sanitario y al Sistema de la Seguridad Social, conforman la estructura básica de cara a facilitar al conjunto de las personas los recursos y medios necesarios para que alcancen un máximo de bienestar. Por eso no sólo he comprobado que nombre se le ha puesto a lo que es o debiera de ser la consejería que gestionará los “Servicios Sociales”, sino también como se ha denominado a la de Educación y a la de Salud, ya que el tema de las pensiones no compete a las comunidades, con lo cual quedan cubierto los cuatro pilares del Estado del Bienestar.

Respecto a la sanidad no existe ninguna duda, su nombre es claro y o bien desde el concepto de Salud o del de Sanidad aparece en todas las comunidades. Al igual que con el de Educación aunque en este caso si se incorporan otras intervenciones sectoriales, como las típica de cultura y deporte o universidades. Pero cuando llegamos a lo que debiera ser el Sistema de Servicios Sociales, aquí si que el cóctel es total. Sólo hay una comunidad, la de Baleares, que recoge el término Servicios Sociales como tal, a la hora de nombrar la consejería aunque lo une a Cooperación. Si hacemos un repaso de los términos a los que se aluden por las diferentes comunidades encontramos que el concepto de Políticas Sociales es el que más se utiliza, en 6 ocasiones, seguido del de Familia en 5 e Igualdad en 4 comunidades. A partir de aquí se abre un riquísimo debate en el que surgen muchos interrogantes, donde a veces parece que los nombres asignados están más pensados de cara a la galería y al ámbito de lo que pudiera ser “publicitario”, de lo que es en la realidad posterior, cuando se mira el desarrollo de sus políticas, así que aún nos queda un larguísimo trabajo de pedagogía y de reivindicación, para llamar al pan, pan, y al vino, vino.



En positivo

Licencia de Creative Commons

Páginas visitadas