jueves, 25 de junio de 2015

Cada vez menos

Llevamos ya dos procesos electorales en Andalucía y encaminamos el tercero para las generales, donde estoy convencido que también las políticas sociales serán un eje central en los discursos, los programas y sobre todo las propuestas finales. Habrá que pensar que si tanto se habla es porque realmente interesa, y sobre todo porque existe una necesidad de ellas ante la situación en que nos encontramos, y que no ha venido siendo atendida en las medidas necesarias. Aunque seguro que nos seguiremos sorprendiendo con algunas ideas y propuestas, y sobre todo muchas de ellas dejan marcado muy claramente el concepto que de los Servicios Sociales se tienen, y por ende de la pobreza, la exclusión y en definitiva del bienestar.

No es que vaya hablar del compromiso y la responsabilidad de nuestros gobernantes con lo que dicen y hacen, eso lo dejo para otra entrada, donde llegado un tiempo habrá que tirar de hemeroteca, como se suele decir. En esta ocasión quiero poner el acento en la realidad profesional del  Trabajo Social, en cuanto a su existencia como recurso humano en el ámbito del Sistema Público de Servicios Sociales en Andalucía.

En mayo de 2013 se aprobaba en el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, entre otras cuestiones, el Catálogo de referencia de Servicios Sociales. En dicho catálogo se establece la existencia del profesional de referencia, donde literalmente se indica:

"Las personas que accedan al Sistema Público de Servicios Sociales contarán con un profesional de referencia, que será un (a) Trabajador (a) Social, al menos en el ámbito de los Servicios Sociales de Atención Primaria, con la finalidad de asegurar la integralidad y continuidad en la intervención" (BOE 117 / 16 de mayo 2013)

Si nos vamos a la última memoria publicada en la web oficial de la Junta de Andalucía referente a Servicios Sociales Comunitarios, concretamente de todo lo que es el Plan Concertado eje del sistema, que se corresponde con la del año 2012  (Acceso a las memorias publicadas). Los datos en cuanto a la plantilla de Trabajadores/as Sociales existentes, si comparamos los últimos cuatro años, realmente son alarmantes:


Mientras la población ha crecido un 1,68% el número de Trabajadores/as Sociales ha disminuido en un 6,12%, cuestión que no ha hecho sino que incrementar la ratio de población que le puede corresponder a cada uno de estos profesionales, en un 8,31%, siendo la última de 5.465 personas por Trabajador/a Social, siempre y cuando todos ellos se dedicaran a la atención directa, cuestión que no es así por lo que dicha ratio aún será mayor.

 

Pero si estos datos por si solos ya son preocupantes, si se profundiza en el tipo de contratación que estos profesionales tenían, nos encontramos que tan solo 241 el 15,71% eran personal de plantilla, el resto 1.293 que representan el 84,29%, estaban contratados con cargos a programas y proyectos, lo que no viene sino a plantear indefinición e inestabilidad estando sus puestos de trabajo asegurado mientras tanto dure el programa, proyecto, prestación, etc. Lo que nos hace tener un sistema cogido con alfileres, que ante cualquier soplo por muy pequeño que sea, se nos cae, como se ha visto en los últimos años.

Estas plantillas son la suma de todos los recursos existentes en los diferentes municipios de Andalucía, tanto de los de más de 20.000 habitantes y los de menos a través de las diputaciones provinciales. Siendo la última responsable, la que tiene la competencia, que no es otra que la Junta de Andalucía. Por ello es urgente que ante el nuevo gobierno y donde en ésta ocasión si se ha optado porque exista una consejería propia para el ámbito de los Servicios Sociales, lo cual hay que entenderlo como bastante positivo, esta tendencia se transforme y se apueste no sólo por el incremento en el número de profesionales a todas luces escasísimo, recordar que se están atendiendo un millón de personas al año en los Servicios Sociales Comunitarios, sino también para que el modelo se modifique, afianzando con mejores cimientos al Sistema.

(Publicado en Revista El Observador)

En positivo

Licencia de Creative Commons

Páginas visitadas